17/7/12

Alarcón y Souki, futuro Azul a corto plazo

Por: Juan Londoño (@JUANPABLO_LG_23). 


Gracias a la reunión que sostuvieron la FVF y los clubes de Primera División en donde se establecieron las condiciones para el nuevo torneo y Copa, se fijó que en la Copa Venezuela es obligatorio para cada equipo alinear con un jugador Sub-20 (años 93 y 94) y un Sub-18 (año 96), y sólo podrá ser sustituido por otro de la misma categoría, surge la oportunidad para dos “Chicos Talento” del Deportivo Petare.

 

Marcelo Alejandro Alarcón Moreno, nacido el 8 de abril de 1996, estudia en el Colegio San Ignacio de Loyola y ha practicado el Fútbol toda su vida en esta casa de estudios. El actual asistente Técnico “Polin” fue quien lo vio y le recomendó que fuera a la Sub–18 del Deportivo Petare, que probara. Eso fue en el mes de Agosto del pasado año.


El joven talento asistió, realizó las pruebas y quedó, jugó todo el año en esa categoría en el club de la Capital y ahora esta entrenando muy entusiasmado en primera: “Polín dijo que nos probaría acá arriba para ver si podíamos estar en la Copa Venezuela, debido a la regla. Me siento bastante bien acá”.

 

Por otro lado tenemos a Wisam Afif Souki Souki, nacido el 3 de mayo de 1996, llegó en diciembre, hace 2 años. Fue a los Try Out del club Petareño y quedó. En ese momento no podía jugar por que la regla no lo permitía pero sí estaba entrenando en las categorías inferiores del equipo. 

 

Con esfuerzo y dedicación este chico se logró ganar un puesto en la Sub-18 y hoy por hoy es el principal candidato a jugar en Primera División con los parroquiales en la venidera Copa Venezuela: “Surgió esta gran oportunidad de jugar en Primera y hay que aprovecharla. Me siento muy bien en el equipo, me recibieron muy bien,  y bueno a echarle pichón y a ganarse el puesto”. 

 

Las exigencias de Primera División no le afectan en nada a Wisam: “creo que esa es la diferencia entre las diferentes categorías y la mayor, la exigencia y la intensidad, y bueno eso es lo que quiero aprender acá”. 

 

Este joven ve un buen futuro en el Deportivo Petare: “Me siento bastante bien, pasar de ver a los jugadores en las gradas a entrenar con ellos es un tremendo salto. Son oportunidades que llegan sin uno esperarlas y hay que aprovecharlas”, finalizó.