25/9/15

Ramón Iriarte: “Me siento muy decepcionado por cómo está el estadio”


Por: Raimond Kahwati (@RKahwati9)

El Estadio Nacional Brígido Iriarte, ubicado en Caracas, lleva el nombre de un exitoso atleta olímpico venezolano que destacó, principalmente, en el salto con garrocha. Esta gloria deportiva tuvo dos hijos; ambos futbolistas profesionales, que llegaron a representar a Venezuela. Uno de ellos, Ramón, recordó momentos dulces de su carrera y, a su vez, ofreció su punto de vista sobre la actualidad del torneo local y la selección nacional.

-¿Cómo describes tu experiencia como futbolista profesional?

-Yo empecé a jugar fútbol profesional en el año de 1967; vamos a decir que era la época romántica del fútbol, puesto que nosotros muy poco obteníamos, económicamente hablando. Todo era porque a uno le gustaba este deporte. Yo nací en un estadio y toda la vida me gusto el fútbol; hacíamos lo que nos tocaba hacer con el mismo cariño, enfrentábamos  las épocas buenas y las épocas malas, y para nosotros lo importante era jugar al fútbol.

A nosotros no nos pagaban prácticamente nada, yo tenía un sueldo de 1.800 bolívares, que la gente cría que era mucho, pero no era nada, puesto que yo vivía en un barrio y tenía carro usado; no podía darme ese lujo que se dan los futbolistas hoy en día. Por eso es que describirlo y compararlo con esta época actual no se puede.
      
-¿Con qué equipos jugó a nivel profesional?

-Primero comencé con el Deportivo Galicia, donde estuve siete años; después con el Deportivo Italia, tres años, y luego retorné al Deportivo Galicia para mi último año como futbolista profesional. Me retire a los 28 años de edad.


 -¿Puede describir qué se siente defender la camiseta de la selección nacional?


-Es un orgullo único porque nosotros dinero no teníamos. Siempre éramos la selección que llegaba a las competencias internacionales con menos recursos. Pero el amor de representar y escuchar el himno de tu país afuera era insuperable, no tiene comparación con nada. Yo no creo que estos jugadores de hoy en día, que no viene al caso nombrarlos, sufrieran tanto como nosotros, ya que cuentan con mucha ayuda económica. Pero, como dije, es un verdadero orgullo.


 -Viendo que el inicio de las eliminatorias se está acercando, ¿cómo ve a la Vinotinto para los dos primeros partidos, frente a Paraguay y Brasil?

-Yo creo que la selección hoy en día es impredecible porque tuvieron estos dos resultados contra Honduras y Panamá que fueron desastrosos. Perder 3-0 con Honduras preocupa. No creo que Venezuela esté en estos momentos como está clasificado en el ranking mundial de la FIFA para perder con Honduras, y empatar contra Panamá, que lo celebraron como si la hubiesen ganado. Creo que fueron desastrosos esos dos partidos, y vienen dos juegos dificilísimos porque de Paraguay no podemos esperar que se presenten como en las eliminatorias pasadas; Paraguay está rejuvenecido y con el técnico Ramón Díaz que los tiene muy bien. Va ser difícil.

Y de Brasil ya no hablemos porque toda la vida nos ha superado y, a excepción del 2-0 que hubo en ese juego amistoso, lo veo muy cuesta arriba. Dios quiera que me equivoque, pero lo veo muy difícil.

-Si Bien a Noel Sanvicente todavía le ha costado buenos resultados con la selección, ¿cree en el trabajo del “Chita”?   


-Yo sigo creyendo en Venezuela y más en Chita, porque después de Richard Páez pienso que el que se merecía la selección era él, ya que es mi amigo y siempre le he deseado lo mejor a mis amigos. Yo sigo creyendo, aunque los resultados no te dan unas aspiraciones de clasificar, pero vamos a esperar. Todo es impredecible hoy en día.


-¿Qué le parece el Torneo Adecuación 2015?

-Yo del fútbol profesional no creo que sea la persona más indicada para, puesto que no lo sigo tan de cerca, porque me siento tan defraudado de la liga. Hoy en día hay mucha cantidad de jugadores en el extranjero; en nuestra época no había nadie, y uno debería pensar que se están haciendo las cosas bien, pero al verlo es todo lo contrario. Y te lo digo: hay muchos jugadores de calidad, pero en las condiciones como se juegan, es decepcionante y eso hace que el nivel sea muy bajo.

-Sabemos que el Estadio Brígido Iriarte se llama así en honor a su padre. ¿Cómo crees que se ha tratado ese estadio?

-Ese era un estadio modelo. Fue hecho para los Juegos Panamericanos en el año de 1983. Yo mismo lo presencié y estábamos muy orgullosos del estadio y así se mantenía, pero acuérdate con el desastre que hubo en Venezuela, donde se alojaron a cualquier cantidad de damnificados y de ahí vino el bajón del estadio.


 Se empezaron a robar todos los accesorios de la infraestructura; en el caso de las cabinas, las utilizaban como casa y las destrozaron todas. Además de eso, una grama donde se le dejó de hacer un buen mantenimiento y se ve en terribles condiciones para jugar al fútbol, es por eso que me siento muy decepcionado con la forma en cómo se encuentra el estadio, y hago un llamado al gobierno nacional y a la Federación Venezolana de Fútbol para que le inviertan y lo puedan remodelar, ya que es un estadio de mucha tradición, donde se practica el atletismo y también varios equipos de la liga profesional de fútbol lo utilizan para su localía. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...